6 consejos para una mejor eficiencia como afiliado

Trabajar como afiliado puede ser duro y estresante. Compaginar tu trabajo y con tu vida personal puede hacer que quieras dejar de lado algunas decisiones o tareas durante un tiempo. Después de todo, ¿qué tiene de malo una pequeña distracción? Y de pronto, ya son las 2 de la mañana y ¡necesitas acabar diez tareas antes del amanecer!

Casi todo el mundo ha caído en la trampa al menos una vez. Es especialmente fácil que te pase si estás trabajando por tu cuenta, dado que no hay horas fijas o jefes que te digan que tienes que trabajar, y hay muchas distracciones. Para ayudarte a evitarlo, hemos decidido probar con un nuevo tema que podría resultarte útil: el de organizar tu proceso de trabajo como afiliado Forex. Tenemos una lista corto con algunos consejos que te ayudarán a trabajar eficientemente para no ser víctima de la peligrosa procrastinación.

Designa un espacio de trabajo

Ser capaz de trabajar desde cualquier sitio es una parte importante de trabajar por cuenta propia. Sin embargo, hay una razón por la cual el trabajar en una oficina, funciona. Motiva a la gente, les ayuda a tener una mentalidad adecuada. Es fácil escaquearse o trabajar demasiado sin tener un horario a seguir. Para mantenerte concentrado, necesitarás establecer un espacio de trabajo, donde puedas sentarte y llevar a cabo las tareas, y dónde puedas dejar tu trabajo después para relajarte. Puede ser un espacio de coworking, una habitación reformada como oficina o incluso una mesa en una esquina – solo debes asegurarte de que es un un lugar dónde vas para trabajar.

Encuentra inspiración en tu trabajo como afiliado

La motivación, a pesar de ser esencial para tu trabajo, también es bastante frágil. Para asegurarte de que siempre debes seguir adelante con tus tareas, deberás encontrar algo que te inspire. Pero no te preocupes, nosotros nos encargamos. Tu asesor personal siempre te ayudará si estás atascado o necesitas consejo. Otra forma de obtener inspiración sería leer los newsletters, tanto antiguos como nuevos, porque son realmente informativos, confía en nosotros. Después de todo, somos los que los hemos escrito. Con la motivación e información adecuadas, incluso el trabajo más complicado deja de parecer aterrador.

Establece prioridades

Priorizar tus tareas y metas puede ayudarte en gran medida a hacer tu proceso de trabajo más eficiente. De esa forma, las tareas más urgentes serán completadas a tiempo, no te estresarás con las menos importantes y tu eficacia crecerá significativamente.

La Matriz de Eisenhower puede ayudarte a dividir tus tareas por su importancia y urgencia para que puedas delegar o posponer las cosas menos importantes o poco urgentes.

Haz una calendario de actividades

Muchos trabajadores independientes piensan que los calendarios están desfasados y son cosa de las oficinas al uso. Incluso los que trabajan como afiliados. Nada más lejos de la realidad. Como hemos dicho, la procrastinación te clavará sus garras haciendo que pierdas tu motivación y te descentres. Crear un calendario puede ayudar a evitarlo. Además, seguir unos objetivos no significa que ya no puedas ser flexible. Después de todo, puedes seguir trabajando cuando quieras, solo debes asegurarte de que en esos momentos ESTÁS realmente trabajando.

Encuentra tus mejores horas y úsalas

Todo el mundo es diferente y tiene diferentes relojes biológicos. Algunos son madrugadores que se despiertan frescos como una rosa y listos para trabajar a las 7 am, pero se amodorran y se cansan a medida que llega la tarde. Otros solo sobreviven a las mañanas con grandes cantidades de café y bebidas energéticas pero por la tarde rebosan energía. Ponte a prueba para ver cuando trabajas al 100%, y planea tu horario de trabajo en concordancia.

Documenta tu progreso

A veces incluso tu trabajo favorito puede convertirse en una tarea y desmotivarte. En ese tipo de días, es fácil posponerlo y escaquearse. Los trabajadores por cuenta propia lo sufren aún más, puesto que no tienen a nadie a su alrededor para sacarles de la rutina. También es fácil pasar desapercibido, puesto que no hay nadie en la oficina para recordar al resto tus logros. Por eso deberías documentar tus acciones, metas y resultados. De esta forma puedes motivarte a tí mismo, resolver cualquier problema al que te enfrentes y mostrar tu progreso si hace falta.

La procrastinación, la desmotivación y la falta de disciplina serán tus principales enemigos en tu camino hacia la eficiencia y la productividad, pero esperamos que nuestros consejos te ayuden a superar ese temido trío.


Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *